El inglés es el idioma principal en la colaboración internacional y encontramos correlaciones entre el inglés y varias medidas de inversión en investigación y desarrollo (I+D).
Este resultado coincide con investigaciones recientes que muestran que las empresas con gerentes de varios países obtienen más ganancias de la innovación que sus competidores menos diversos. Los equipos que hablan inglés pueden atraer talentos más diversos y tienen acceso a ideas de todo el mundo. También es más probable que colaboren internacionalmente dentro de sus propias organizaciones.

La tecnología difunde el inglés
La educación a distancia habilitada por la tecnología puede permitir que cualquiera aprenda inglés por un precio competitivo, donde sea que se encuentren. Aunque ese potencial no se ha realizado completamente, encontramos correlaciones consistentes entre el dominio del inglés y las medidas de adopción de la tecnología, tales como servidores seguros per cápita, exportaciones de tecnología de la información y comunicación (TIC), y suscripciones a banda ancha. Además, el acceso a los medios en idioma inglés acelera el proceso de aprendizaje de muchas personas.

Los países con un alto dominio del inglés son más justos y abiertos
Hay una relación cada vez más clara entre la conexión de una sociedad con el mundo y el nivel de igualdad social y política que experimentan sus ciudadanos. Las sociedades cerradas se mueven hacia adentro y nutren jerarquías rígidas. Las sociedades abiertas ven hacia afuera. Son lugares más horizontales y justos. El inglés, como medio de conectividad internacional, se correlaciona bien con las medidas de igualdad y el compromiso con el mundo exterior.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here